miércoles, 8 de julio de 2009

EL CONQUISTADOR CONQUISTADO

Hoy que conozco a tu alma y tu sentimiento,
hoy que me has mostrado la otra arte de tu vida
he sentido ¡ay amor mío!... el más sincero arrepentimiento
por no haber descubierto que estabas en mi corazón escondida.


Habitabas muy callada dentro de mi corazón,
sin darme cuenta yo alimentaba tu amor hacia mi ser,
en silencio tú lograbas en mí la sensación
de sentirme muy amado saboreando mi querer.


En mis sueños te aparecías queriendo ser conquistada,
como un mar embravecido se revolcaba mi soñar,
mientras tanto tu voz repetía en mi oído sobre la almohada
que de mi amor entero tu vida se iba a adueñar.


Entonces me convertí en el conquistador conquistado
y ante ti me rendí cuando logré despertar,
hoy te quiero decir que me siento afortunado
porque vivías en mí sin poderlo yo notar.

- - - - - - - - -

Mariano Bequer,
Maracaibo, 04/01/05

1 comentario:

  1. Qué bien descripto ese papel de conquistador que termina siendo conquistado así, sencillamente y de forma natural.
    Su poema está construído en serventesios alejandrinos. Dicen que los versos alejandrinos le dan un tinte dulzón que ha quedado muy bien plasmado en su escrito.

    Lo único que le sugiero corregir para no restarle belleza es en el segundo verso de la primera estrofa un error de tipeo, indicó "arte" y creo que lo que quería significar es "parte".

    El poema líricamente es precioso, personalmente le sugeriría tenga en cuenta el tema de la métrica y la acentuación interna de los versos pues considerando ambos aspectos y a esto sumada su inspiración, lograría poemas perfectos.

    Un placer leerlo, un beso para usted

    Denise

    ResponderEliminar